Claves para elegir el mejor aceite para el coche
TwitterFacebookYoutube
Blog MIDAS
INICIO | Blog
Servicios para tu moto en MIDAS

Claves para elegir el mejor aceite de coche

Claves para elegir el mejor aceite de coche
18
NOV

Claves para elegir el mejor aceite de coche

Por Midas España

 El aceite de coche es un elemento imprescindible para que funcionen todas y cada una de las piezas del motor, ya que las mantiene lubricadas y refrigeradas durante el funcionamiento del vehículo.

Sin el aceite, las piezas móviles del motor no soportarían la fricción ni las altas temperaturas alcanzadas durante el proceso de combustión. Por eso, el aceite comienza a circular por el motor al instante de arrancar el coche para evitar así el deterioro del mismo.

Por estos motivos, resulta especialmente necesario realizar comprobaciones regulares sobre los niveles de aceite. Además es fundamental cambiarlo una vez al año, aunque esto dependerá de los kilómetros recorridos y de lo que marque el fabricante de cada vehículo.

También es muy importante escoger bien el tipo de aceite para coche que vamos a introducir en nuestro vehículo, ya que existen varios tipos y marcas en el mercado. Haz una buena comparativa de aceites de motor, ya que el tipo de aceite puede influir de manera decisiva en el rendimiento del coche, por eso debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Sigue las recomendaciones del fabricante sobre la calidad del aceite

Acudir al libro de mantenimiento del coche puede ahorrarnos muchos problemas en el futuro. Podemos usar un aceite que sea igual o superior a las cifras indicadas por el fabricante. Para entender estas especificaciones has de saber que en el libro de mantenimiento de tu vehículo pueden aparecer tres tipos de clasificaciones estándar sobre la calidad del aceite: la de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), la de American Petroleum Institute y/o una clasificación híbrida de ambas.

En las indicaciones por ACEA la letra A se refiere a los motores que usan gasolina y la letra B a los de diésel. En los dos casos las letras van seguidas de una cifra que señala la calidad del aceite; cuanto más elevada sea este número mayor calidad tendrá el aceite.

En las clasificaciones API la letra S es gasolina y la C diésel. También van seguidas de un número, pero en este caso cuanto más bajo sea mayor calidad tiene la gasolina.

  1. Elige el tipo de aceite

Existen dos clases principales de aceites para coche: los monogrados y los multigrados. Los monogrados tienen una sola viscosidad y traen sus indicaciones expresadas con las siglas SAE, correspondientes a la Society of Automotive Engineers.

Los aceites multigrado pueden ser de tres tipos: minerales, sintéticos e híbridos, es decir, aquellos que mezclan los dos anteriores para conseguir un aceite intermedio. Los aceites minerales tienen una base refinada del petróleo y los sintéticos llevan un tratamiento especial con aditivos que ayudan a cuidar mejor el motor. Por tanto, en la mayoría de los casos lo mejor es usar un aceite sintético que respete las recomendaciones del fabricante o las supere. Este tipo de aceites repercuten positivamente en muchos aspectos del vehículo, mejorando el arranque en frío, cuidando el filtro y las piezas del motor durante más tiempo.

  1. Busca la viscosidad adecuada

El aceite debe mantener la viscosidad suficiente cuando el motor está caliente y a la vez tiene que conservar la fluidez cuando el motor se encuentra frío. De esta forma, el aceite se adhiere con mayor facilidad a las superficies metálicas de las distintas piezas del motor, protegiéndolas del desgaste y los cambios de temperatura.

Todos los envases de aceite traen indicaciones sobre su viscosidad, por ejemplo 10-40. El primer número hace referencia a su medición en frío (a 18 grados negativos) y la segunda a su medición en caliente (a 100 grados). Se puede buscar un aceite con una cifra en frío más baja de lo que recomienda el fabricante, para lograr que éste llegue enseguida a todas las partes del motor cuando se arranca en frío. La segunda cifra referente a la viscosidad en caliente no debe aumentarse, y si se reduce debe hacerse con cuidado para evitar un aceite demasiado líquido en caliente.

  1. Acude a profesionales

Si vas a realizar alguna revisión o mantenimiento en tu vehículo, asegúrate de hacerlo en un centro especializado con profesionales que se ciñan al libro de mantenimiento del fabricante. Recuerda que un aceite no indicado para tu coche puede destrozar el motor por completo.

ETIQUETAS

aceite de coche
aceites monogrados
aceites multigrados
mantenimiento coche
mantenimiento coches

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Facebook Twitter Linkedin Google+ WhatsApp

PROMOCIONES MIDAS

VER TODAS
Promoción Día Internacional de la Alergia
205 55R16 91V solo 57,95€
 Ahorro hasta un 30% al hacer LA Revisión Oficial
Subir