Cómo proteger los amortiguadores
TwitterFacebookYoutube
Blog MIDAS
INICIO | Blog
Servicios para tu moto en MIDAS

Amortiguadores, protégelos con una buena conducción

Amortiguadores, protégelos con una buena conducción
16
DIC

Amortiguadores, protégelos con una buena conducción

Por Midas España

Conducir de una forma segura y eficiente ayudará considerablemente a que el estado de los amortiguadores de tu automóvil sea el correcto para que disfrutes de tus viajes y trayectos cortos, tanto en la carretera como en vías urbanas. Pero, ¿sabes cuáles son los trucos que te ayudarán a protegerlos?

El mantenimiento del estado de los amortiguadores de tu coche es un factor esencial para proteger su estado y disfrutar de una conducción segura. El buen manejo y conducción del vehículo hará que tu coche ayudará a que dure más años y a ahorrar dinero sin necesidad de invertir en el cambio de una suspensión en mal estado por una mala conducción al volante. Es muy fácil. Sólo hay que tener en cuenta algunos factores en tu conducción diaria, podrás mejorar el mantenimiento general de tu automóvil, y en concreto de los amortiguadores. Estos son algunos de los trucos de conducción que más te ayudarán a proteger eficazmente la suspensión de tu vehículo.

Consejos para proteger los amortiguadores

  1. No te saltes la revisión periódica

El mantenimiento periódico del estado de la amortiguación es esencial para asegurarnos de que el coche esté en las mejores condiciones para una buena conducción. En ocasiones, desconocemos si nuestra suspensión está dañada o no, de forma que su desgaste es progresivo y, por tanto, las posibilidades de que el coche tenga daños.

La vida útil de los amortiguadores es de 20.000 kilómetros pero este dato es sólo aproximado, ya que dependerá mucho del tipo de conducción que realicemos y del conductor que seamos, las vías que atravesamos, si son urbanas o grandes carreteras o autopistas, periodicidad y horas de la conducción, diaria o esporádica, así como otros muchos factores sobre la conducción que podríamos analizar. No olvidemos nunca que las revisiones periódicas es una parte importantísima para disfrutar de una satisfactoria conducción. 

  1. Atraviesa los badenes a baja velocidad

Es muy habitual que en numerosas vías de la geografía española nos encontremos a nuestro paso con los incómodos badenes cuyo objetivo es reducir la velocidad de conducción.

Los resaltos de la carretera son uno de los obstáculos que más pueden dañar el estado de nuestros amortiguadores. Pasar habitualmente por badenes provoca que se degasten si no reducimos la velocidad previamente y no estamos atentos cuando los vemos en las vías.

Es por eso que conviene que reduzcamos la marcha de la velocidad que llevemos en ese momento y pasemos despacio por los badenes para evitar que los amortiguadores sufran y los resaltos choquen contra los bajos o paragolpes.

  1. No aparques subiendo la rueda a los bordillos

De la misma forma que la conducción en marcha superando los badenes provoca un daño en los amortiguadores, la forma en la que aparquemos también influirá en el estado y suspensión. Evita aparcar subiendo las ruedas a los bordillos de las calles o chocándolas contra elementos o paredes, ya que esto provocará un mayor desgaste y daño en la suspensión.

  1. Evitar que el maletero esté muy cargado

El peso del vehículo influye a la hora de elegir el tipo de amortiguación y las características de la misma. Es importante conocer la capacidad de peso de nuestro coche y no sobrecargarlo en exceso, sobre todo en la parte del maletero que en ocasiones utilizamos como si de un trastero se tratase.

Conviene no llevar demasiadas cosas que no sean necesarias, ya que este peso perjudicará considerablemente los amortiguadores provocando un gran daño que puede derivar en que tengamos que cambiarlos. Además de controlar el peso de nuestro maletero, también conviene que si realizamos trayectos largos como viajes de vacaciones, revisemos el estado de nuestras ruedas para que tengamos una conducción 100% segura en este tipo de desplazamientos largos.

  1. Presión correcta de los neumáticos

Otro de los factores a tener en cuenta para un buen mantenimiento de los neumáticos y que influirá en parte en el estado de los amortiguadores es la presión correcta de los neumáticos. Según las características que indique la ficha técnica de tu vehículo y tipo de neumático, ten en cuenta si los llevas con la presión correcta para una buena conducción. Utilizar los neumáticos bajo una presión incorrecta podrá provocar problemas de seguridad en la conducción del vehículo, hará que el neumático dure menos y sobre todo, aumentará el consumo de tu coche hasta un 10%.

Recuerda que los profesionales del automóvil podrán siempre ayudarte a elegir las opciones de amortiguación que mejor se adapten a tu coche y tipo de conducción que llevas a cabo.

Ten en cuenta estos consejos y trucos que pueden llevarse a cabo fácilmente cuando conduces y que te ayudarán a que protejas el estado de los amortiguadores de tu vehículo. Sólo con seguir algunos de estas pautas ahorrarás en el consumo, en el dinero que inviertes anualmente en el mantenimiento de tu coche y sobre todo y lo más importante, en tu seguridad vial.

Fuente imagen: www.freedigitalphotos.net

ETIQUETAS

conducción

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Facebook Twitter Linkedin Google+ WhatsApp

PROMOCIONES MIDAS

VER TODAS
Promoción Día Internacional de la Alergia
205 55R16 91V solo 57,95€
 Ahorro hasta un 30% al hacer LA Revisión Oficial
Subir