Midas Composición de baterías del coche
TwitterFacebookYoutube
Blog MIDAS
INICIO | My MIDAS Pit Stop | Consejos y Mantenimiento | Baterías | Baterías de automóvil: ¿de qué están compuestas y cómo funcionan?

Cargando resultados...

Loading...
Servicios para tu moto en MIDAS

My Pit Stop. El blog de MIDAS

NOTICIAS DE PORTADA

Baterías de automóvil: ¿de qué están compuestas y cómo funcionan?

Baterías de automóvil: ¿de qué están compuestas y cómo funcionan?
15FEB - NOTICIAS Y ACTUALIDAD

La batería de un coche es un acumulador que se encarga de proporcionar la energía eléctrica que necesita el motor de combustión para arrancar y el sistema eléctrico general del vehículo para funcionar.

La batería también estabiliza el voltaje del sistema mientras está funcionando y proporciona energía en caso de que haya algún fallo en el alternador.

Cómo interactúan los elementos de una batería

Las baterías cuentan con una o varias celdas, y de ahí procede la denominación de “batería”, ya que hace alusión a la colocación de las celdas, unas detrás de otras. Esta disposición ofrece mayor tensión y capacidad al acumulador eléctrico. La celda se presenta como una caja cerrada que contiene dos electrodos sumergidos en un electrolito. El electrolito es una mezcla de ácido sulfúrico y agua destilada, y se encarga de generar una interacción iónica entre las placas.

Las placas positivas son piezas de plomo formadas por departamentos llenos de pentóxido de plomo; las placas negativas tienen la misma estructura que las positivas pero se componen de plomo activo. Ambas contienen su material activo sobre una rejilla plana, que es la que conduce la corriente generada por los materiales mencionados. Las placas se agrupan y se unen a una lámina de contacto, tanto vertical como horizontalmente. Así se hace la distribución de corriente de forma uniforme. En estas agrupaciones de placas positivas y negativas –llamadas elemento– suele haber una placa negativa más.

Los separadores son láminas de plástico muy finas que evitan el cortocircuito e impiden el contacto entre las placas para que el electrolito pueda fluir entre ellas. Entre los electrodos y el electrolito se generan reacciones químicas que absorben o expulsan electrones. Así se crea la tensión eléctrica entre los electrodos.

Los electrodos se comunican con el exterior gracias a los bornes, colocados normalmente en la parte superior de la batería. Sin embargo, existen otros tipos de baterías que tienen terminales laterales; éstas suelen dar más problemas, ya que los vapores de la gasificación se acumulan fácilmente facilitando el deterioro de algunas piezas.

Cada uno de los bornes tiene una polaridad: positiva o negativa. El positivo siempre es más grande para diferenciarlo del negativo, y de esta forma se facilita la instalación. Si se realiza mal esta conexión el sistema eléctrico puede estropearse.

Cuando la batería comienza a descargarse es por la oxidación del electrodo negativo y la reducción en el positivo. Esto no puede producirse de forma infinita, ya que la materia de los electrodos va perdiendo capacidad y fuerza hasta deteriorarse por completo. Por esta razón, es importante contar con una batería que ofrezca garantías, que tenga una vida útil extensa y se pueda reciclar.

Es fundamental realizar revisiones periódicas a la batería de tu coche  para comprobar su potencia de arranque, su capacidad de carga y el estado general; así evitarás sustos en los momentos del año con temperaturas extremas de frío o calor.

SI TE GUSTÓ, ¡COMPÁRTELO!

Facebook Twitter Linkedin Google+
Subir