Tipo de conducción con niebla
TwitterFacebookYoutube
Blog MIDAS
INICIO | Blog
Servicios para tu moto en MIDAS

Consejos para conducir con niebla

Consejos para conducir con niebla
22
MAR

Consejos para conducir con niebla

Por Midas España

La llegada del invierno implica que los conductores se enfrenten a condiciones meteorológicas más desfavorables de lo habitual al circular por las carreteras: fuertes vientos, lluvias, granizo o niebla.

La presencia de niebla durante la conducción es una limitación especialmente adversa porque reduce notablemente la visibilidad y humedece la calzada. Esto aumenta los niveles de peligrosidad y requiere un esfuerzo extra por nuestra parte para extremar las precauciones.

Es vital tener en cuenta los siguientes advertencias para no cometer errores al volante que pueden ser fatales:

1.   Evita conducir con niebla

Haz todo lo que esté en tu mano para no conducir bajo estas condiciones, valorando en primer lugar las predicciones meteorológicas del entorno por el que tienes planificado circular. Piensa si vas a pasar por zonas bajas, costeras o cercanas a ríos por donde es más fácil que se formen bancos de niebla ¿Conoces bien el trayecto que vas a realizar? ¿Las predicciones hablan de la presencia de nubes bajas? Si es así ¿es tan importante trasladarte en coche? ¿Existen otras opciones menos peligrosas?

2.   Modera la velocidad

Si la niebla te ha sorprendido de forma inesperada mientras conducías, lo mejor es que adaptes progresivamente la velocidad a las condiciones de la vía. Esto te dará más control sobre el entorno y además reducirá el riesgo de colisionar contra otro vehículo u obstáculo. Hay que evitar a toda costa la ansiedad de querer salir cuanto antes del banco de niebla. El conductor debe pisar con suavidad los pedales del freno y el acelerador, evitando formas bruscas.

3.   Aumenta la distancia de seguridad

Esta distancia debe ser bastante más amplia que si se conduce en condiciones normales, ya que con niebla el riesgo de colisionar con el coche que precede aumenta exponencialmente por dos motivos: falta de visibilidad y humedad en la calzada.

No es aconsejable tomar de referencia al coche que circula delante. Es mejor alejarse de forma prudencial y estar muy atento a la iluminación, tanto para ver como para ser visto.

4.    Usa correctamente las luces

Las luces antiniebla delanteras se usan cuando existen condiciones de baja visibilidad, lluvia intensa o niebla. Pueden combinarse con las luces cortas según el momento. Las largas no suelen ser efectivas si estamos conduciendo con niebla, ya que pueden generar luces difusas que pueden confundir y generar reflejos.

Las luces antiniebla traseras se usan para hacernos visibles a los coches que nos siguen, sólo en caso de que haya niebla espesa, lluvia intensa o mala visibilidad.

Tanto unas como otras deben manejarse con flexibilidad, apagarse cuando no sean necesarias o puedan deslumbrar a otros conductores.

5.   Detente con tu vehículo en un lugar seguro

Nunca te detengas en la calzada. Esto podría generar un accidente con otro coche que no te haya visto con suficiente antelación. Si la niebla es muy densa hay que intentar salir de la vía, pero no se debe estacionar nunca en el andén. Lo mejor es parar en una estación de servicio o gasolinera.

6.   Mejora tu visibilidad

Pon en marcha el limpiaparabrisas para mantener el parabrisas despejado. Usa la calefacción, un producto desempañador o abre las ventanas para evitar la formación de vaho en el cristal que te impida ver.

7.   Asegúrate de que tu coche está en buen estado

Durante el invierno es muy importante mantener el vehículo a punto, realizando las revisiones y mantenimientos necesarios en cada momento.

ETIQUETAS

coches
conducción
consejos
invierno
mantenimiento coches
neumáticos
viajes

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Facebook Twitter Linkedin Google+ WhatsApp

PROMOCIONES MIDAS

VER TODAS
Promoción Día Internacional de la Alergia
205 55R16 91V solo 57,95€
 Ahorro hasta un 30% al hacer LA Revisión Oficial
Subir