Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.

banner_purchase-guides


El sistema de escape permite al motor del coche un funcionamiento más eficiente, canalizar y dirigir los gases producidos por la combustión al exterior del vehículo, reducir el ruido mecánico y la contaminación.


¿QUÉ SÍNTOMAS ALERTAN DE UNA REVISIÓN?


1.Humos: el color del humo nos indica la procedencia de la avería. A continuación te mostramos cómo identificar las averían según sea el color del humo:


  • Humo negro: quema combustible de más.
  • Humo azul: quema de aceite.
  • Humo gris: lo más habitual es un mal funcionamiento del turbocompresor.
  • Humo blanco: quema de líquido refrigerante.


Es importante tener el tubo de escape en buen estado. Si está roto o en mal estado, el vehículo no pasará la ITV. Así que tendrás que volver a pasarla, prueba de gases incluida. Además los gases de escape liberados son mucho más contaminantes y perjudiciales para la salud.


2.Grietas o fisuras ocasionadas por las altas temperaturas.


3.Vibración del tubo de escape.


Si tu coche tiene alguno de estos síntomas, no dudes en acudir a tu taller Midas más cercano.