Al continuar tu visita a este sitio, aceptas el uso de cookies para ofrecerte contenido y servicios adaptados a tus intereses.

banner_purchase-guides

Descubre qué hace Midas por el medio ambiente, y qué puedes hacer tú.



¿Qué hacemos nosotros?

En MIDAS tenemos muy claro que solo cuidando el presente de nuestro planeta, éste tendrá un futuro asegurado. Por eso, todas nuestras actividades se rigen con una política medioambiental conforme a las directivas europeas.


Hoy en día, el 100% de los residuos peligrosos, generados por nuestra actividad se recogen y transportan a centros de reciclado específicos. Lo mismo con el 90% de los no peligrosos.


A continuación explicamos cómo tratamos cada uno de los residuos de forma diferenciada:

Neumáticos Se llevan a infraestructuras locales. A continuación se redirigen a plantas de recuperación de energía, de recuperación de materiales (en forma de granulado) o a plantas de recauchutado.

Aceites, envases sucios y filtros se recogen y posteriormente se reciclan o reaprovechan en plantas específicas de tratamiento de Residuos Industriales Peligrosos (RIP). La gestión de estos residuos se controla mediante un registro de seguimiento.

El líquido refrigerante es transportado a una planta de tratamiento químico para evitar su vertido, lo que resultaría muy costoso desde el punto de vista medioambiental y económico.

Las baterías se depositan en contenedores especiales y se envían a la planta de reciclaje específica, lo que permite clasificar los distintos materiales, neutralizar el ácido y reciclar el plomo.

Las piezas metálicas desgastadas que no contengan elementos peligrosos se recogen en plantas normales de selección y recuperación de metales.

Los catalizadores siguen un proceso de reciclado que, entre otros, permite recuperar los metales preciosos que los componen, como platino, rodio y paladio.

Los aerosoles son objeto de una selección y posterior envío a plantas de procesamiento específico.


Además, regularmente formamos a nuestros empleados para asegurar unos hábitos ecológicos acordes con los valores de nuestra compañía.



¿Qué puedes hacer tú?

En Midas tenemos claro que crear un mundo más ecológico es labor de todos. Por eso te mostramos algunos hábitos medioambientales con los que puedes contribuir en tu día a día:


  • En el trabajo, utilizar preferentemente tazas personales para reducir el consumo de vasos de plástico.
  • Adoptar una conducción tranquila: los frenazos y aceleraciones bruscas aumentan el consumo de combustible entre un 5% y un 40%.
  • Compartir el coche para ir al trabajo evitará una mayor tasa de emisiones.
  • Evitar los productos de usar y tirar. Las toallitas de limpieza, por ejemplo, genera de 3 a 6 veces más residuos que los productos tradicionales.
  • Eliminar la escarcha del frigorífico y quitar el polvo de la rejilla de contaminación. Medio centímetro de escacha aumenta el consumo de energía de tu frigorífico hasta un 30%.