webp

EMBRAGUES

webp

¿Necesitas un cambio de embrague para tu automóvil?

El embrague es una parte esencial para el buen funcionamiento de tu vehículo. Por supuesto, es un elemento indispensable para posibilitar el cambio de marchas, pero sobre todo, su función es la de transmitir la potencia desde el motor a las ruedas.

Al funcionar como enlace directo entre el trabajo del motor y su reflejo en las ruedas de tu automóvil, el menor problema puede tener graves consecuencias a nivel mecánico.

Por eso, a la hora de realizar cualquier sustitución es tan importante confiar en profesionales de primer nivel, expertos en este tipo de labores mecánicas. También conviene utilizar piezas procedentes de los fabricantes oficiales que garanticen la máxima calidad y eficiencia. En Midas ponemos el foco en ambos aspectos con el fin de ofrecerte el mejor servicio posible para tu coche. Los mejores especialistas al servicio de tu vehículo y la mejor calidad en cada uno de los materiales y componentes que utilizamos.

¿Cómo detectar cuándo necesitas cambiar el embrague de tu vehículo?

El sistema de embrague consta de varias piezas técnicas que se van deteriorando con el paso del tiempo y los kilómetros. Por eso es tan importante permanecer atento ante cualquier signo de posible desgaste del embrague antes de que éste presente una avería más importante que pudiera extenderse a otros componentes.

Si no prestas atención a los primeros signos de desgaste de tu embrague, correrás el riesgo por ejemplo, de dañar tu caja de cambios u otros elementos internos. Por consiguiente, si no tomas medidas a tiempo, las reparaciones serían mucho más caras que el coste que conlleva una sustitución del embrague de tu coche.

Por tanto, es aconsejable sustituir el kit de embrague sin demora. Si tienes la más mínima duda sobre la fiabilidad y eficiencia de tu embrague, pide cita con tu mecánico Midas para que lo revisen lo antes posible..

¿Qué signos debo tener en cuenta para saber que mi embrague necesitar ser cambiado?

Los principales síntomas de un embrague desgastado son:

- Cambios de marcha difíciles y más bruscos de lo normal.

- Pedal de embrague muy suave o demasiado duro.

- Deslizamiento del embrague. ¿Alguna vez has oído la típica expresión de que el embrague patina? ¡Si empiezas a notarlo, ponte en contacto con nosotros!

- Ruidos o vibraciones inusuales tanto durante la marcha como en el momento del cambio de velocidad.

Existen ciertas situaciones durante la conducción que tienden a reducir la vida útil del embrague de tu vehículo. Algunas de ellas corresponden a factores externos y son prácticamente imposibles de evitar, pero afortunadamente, hay otras que puedes ir corrigiendo mientras conduces para alargar su durabilidad. A continuación, te mostramos varios ejemplos:

- Atascos de tráfico que impliquen tener que parar y arrancar el automóvil de forma continuada.

- Sobrecarga del vehículo. ¡Procura no cargarlo de peso en exceso!

- Los inicios de las cuestas y pendientes pronunciadas.

- Remolcar una caravana o cualquier tipo de remolque pesado.

- Uso del freno del motor al bajar una pendiente.

- Mantener un pie constantemente en el pedal del embrague.


No dudes en pedir tu cita en Midas, ¡nuestros profesionales se ocuparán de ello!

Tu prestación:

EMBRAGUE