MANTENIMIENTO DE UN COCHE DIÉSEL



Frecuencia de revisiones en un coche Diésel

 

El tiempo entre las revisiones y mantenimiento de tu coche Diésel puede variar según el modelo que conduzcas. Por ejemplo, un Lexus NX no tendrá la misma frecuencia de mantenimiento que un BMW X3. 

 

Por lo general, un vehículo Diésel debería ser revisado cada 30.000 kilómetros, ya que esta regularidad garantizará un funcionamiento óptimo para tu vehículo.

 

El coche diésel: Los elementos a comprobar

 

El libro de mantenimiento del fabricante indica con precisión los puntos que se deben controlar en el mantenimiento de tu automóvil Diésel. Para la revisión de los 60.000 kilómetros de un Fiat 500, por ejemplo, se especifica reemplazar el filtro de combustible y verificar las emisiones de gases de escape. 

 

Sea cual sea el modelo y la antigüedad de tu vehículo, Midas pone a tu servicio su experiencia para el mantenimiento de coches Diésel.

 

Nuestros expertos seguirán rigurosamente lo indicado por el fabricante en el apartado del mantenimiento y te devolverán tu coche en las mejores condiciones, sea lo que sea que necesite: sustitución de filtros, revisión de frenos, revisión de luces, cambio de escobillas limpiaparabrisas, etc.

 

Es por este motivo, que el diagnóstico electrónico será necesario en todas las intervenciones de mantenimiento de motores diésel.

 

Mantenimiento de motor y baterías

 

Es conocido que un motor Diésel conlleva más mantenimiento que un motor de gasolina y por ello debe cuidarse. De esta manera, el vaciado de aceite es un punto que no debe pasarse por alto. 

 

El aceite es el que permite la lubricación de las diferentes partes del motor y participa en la evacuación de las impurezas, al mismo tiempo que lo protege de los efectos corrosivos del agua. 

 

Por lo tanto, es muy importante cambiar el aceite usado y los filtros regularmente, ya que de lo contrario, el motor de tu coche Diésel podría sufrir daños.

 

Otro elemento muy importante a revisar es la batería. Indispensable para el arranque y la alimentación de todos los circuitos eléctricos, la batería se puede probar y revisar con un voltímetro. 

 

Debe restaurarse a 12,5 voltios para estar en buen estado en vehículos que no lleven sistemas de start&stop, ya que estos sistemas permiten por la unidad de gestión de energía eléctrica modular la tensión nominal a tensiones inferiores a la normal (12,5 voltios)… Además, las orejetas y terminales deben limpiarse regularmente para evitar oxidaciones que puedan provocar daños irreversibles.

 

 

Los detalles del mantenimiento de un automóvil Diésel

 

Más allá de las revisiones, la durabilidad de tu coche Diésel también depende de ti, ya que tu comportamiento diario como conductor también contribuye a la preservación del motor. 

 

De hecho, una conducción suave garantizará la longevidad de su mecánica. Además, los combustibles con aditivos especiales ofrecen un mejor rendimiento y protegen el sistema de inyección.

 

Igualmente, es recomendable conducir con el tanque lleno de combustible, ya que esto evita una condensación de agua que podría dañar el inyector o la bomba.

 

Pero cuando el daño sea irreparable, Midas te ofrece MotoCare, un servicio que realiza una limpieza interna del motor a través de una máquina descarbonizadora, para evitar los depósitos de carbón en los inyectores y tener que cambiarlos antes de tiempo. 

 

Puedes consultar la lista de centros Midas con MotoCare aquí.



Tu prestación: